Essaouira, la perla de Marruecos

Essaouira, es una de las ciudad costeras marroquí más bonitas. Llegamos a Essaouira desde Safi y esta será nuestra última parada de la costa de Marruecos.

Cuenta con un precioso centro rodeado de una gran muralla, y una de las mejores playas de Marruecos.

Essaouira

Es uno de los principales destinos turísticos de Marruecos. Esto hace que disfrutemos de la mezcla, del encanto de la medina, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con las zona más chic del puerto. Durante nuestro paseo por el puerto, la imagen desde allí me recuerdó en parte a Ibiza capital.

Essaouira

Pese a ser una ciudad muy turística, se puede pasear con total tranquilidad, sin que estén continuamente intentando venderte cosas.

Essaouira esta a dos horas y media de Marrakech. Si no tenéis coche podéis llegar hasta aquí contratando una excursión, o de la manera económica y por libre, con autobús público.

Essaouira

Qué ver en Essaouira

En Essaouira hay que pasear relajados, disfrutar del mar, comer pescado y ver el atardecer.

Essaouira

La Medina

La medina, cuenta con calles principales rectas de modo que no tiene pérdida.

Después de dejar el coche en un parking entramos en su corazón, protegido por murallas. Hay tres puertas monumentales de acceso, Bab SbâaBab Marrakech o Bab Doukhala.

Essaouira

Lo mejor de la Medina es que no hay vehículos, así que aquí no tendremos que ir esquivando motos continuamente y podemos andar tranquilos. Los puestos de venta son tirados por burros, y hay gente con carros que se ofrecen para llevar el equipaje a los turistas.

Essaouira

Las casas son blancas con ventanas y puertas azules, el cual le da un aire pintoresco.

Essaouira
Torre del Reloj

Essaouira

Dejamos las cosas en nuestro alojamiento y el dueño nos acompaña recto por la vía principal hasta el mercado de Souk el Jdid. Aquí hay puestos de comida de todo tipo, fruta, verduras, carne, así como un mercado de pescado.

Essaouira

Dentro de la zona de pescado, podréis comprar lo que queráis comer, y en un par de puestos que hay al fondo os lo podrán cocinar a la plancha. Os tocará regatear bien el precio con el servicio de cocina incluido.

Las gambas y pescados que probamos estaban todos riquísimos, y con las bebidas y unas ensaladas creo que no costó más de 15 euros.

Essaouira

Plaza de Moulay Hassan

Situada entre la medina y el puerto, es la gran plaza de Essaouira. Siempre tiene ambiente, con músicos y gente en las cafeterías y tomando el sol.

Aquí si sois aficionados a la música, podréis comprar una flauta hecha de una especie de hueso y con una caña. (Aun estoy esperando que Nicko me toque alguna canción con ella jejeje)

Essaouira

El Puerto

El puerto es la esencia de Essaouira, donde los barcos pesqueros regresan de faenar en el Atlántico.

Es alucinante ver decenas de barcos azules, los pescadores reparando las redes o vendiendo la pesca del día. Estos están en la primera parte del puerto.

Essaouira

Luego veremos también la batalla entre las gaviotas y los gatos espectantes por las sobras.

Essaouira

Un poco más adelante llegamos a la famosa fortaleza, Skala du Port, desde donde hay unas bonitas vistas.

Essaouira

La Skala du Port abre de 8:30 a 12:00 y de 14:30 a 18:30. Lo malo es el precio que también es de los monumentos que ha pasado de valer 10 dh, a 100 dh!

Essaouira

Pasando la Puerta de la Marina, entramos al astillero y la zona del puerto donde atracan los barcos más grandes.

Allí veremos descargar las cajas de pescado, y cargarlas a continuación en furgonetas. Es súper curioso ver la actividad frenética que se crea.

Essaouira

En el puerto también tenéis puestos donde comprar pescado, y allí mismo hay un puesto donde te lo hacen. Personalmente recomiendo más el mercado de pescado, que ahí porque el olor es bastante fuerte, y no me parece tan agradable para comer ahí.

Sakala de la Ville

Al final de la tarde fuimos paseando tranquilamente por la zona baja de la muralla de la Skala de la Ville, ya que desde allí se obtiene las mejores vistas del tardecer.

La ciudad que hoy conocemos como Essaouira fue durante mucho tiempo Mogador, una colonia portuguesa. Posteriormente francesa e incluso tuvo su época española.

Essaouira

Los portugueses construyeron el puerto, la skala y los bastiones. El fuerte por otro lado tiene una mezcla de arquitectura militar portuguesa, francesa y bereber.

Essaouira

Esta rodeada por murallas con una fila de cañones. Este es el punto desde donde obtendremos unas fantásticas vistas del atardecer. Aquí se concentra mucha gente para verlo, es como el “Café del Mar” de Ibiza jeje.

Una vez cae el sol, nos estarán echando rápidamente porque cierran.

Essaouira


Mellah o barrio Judío

La zona judía empieza saliendo por la Bab Doukkala. La actividad comercial de Mogador atrajo a una colonia judía que se instaló en la Medina.

La comunidad judía llegó a ser muy grande hasta la Segunda Guerra Mundial.

En esta zona hay puestos de comida, ropa, y mucha fruta. Así que aprovechamos para comprar cosas para cenar en el apartamento, y para desayunar al día siguiente.

Essaouira

Essaouira y su playa

Essaouira tiene una playa ancha y muy frecuentada por vecinos y turistas.

La bahía de Essaouira, tiene pocas olas y bastante viento constante, esto hace que haya mucha afición al windsurf.

Essaouira

En resumen, Essaouira es una ciudad pequeña, con muchísimo encanto, donde lo mejor que podremos hacer es relajarnos y pasear tranquilamente por ella.

Después de dos días de cargar pilas por Essaouira, nos dirigimos a la que será nuestra última parada, Marrakech.

¡Nos vemos en la siguiente parada!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.