Qué ver un día en Cuenca, más allá de las Casas Colgadas

Las “casas colgadas de Cuenca” son la imagen, de una de las ciudades más conocidas de España, pero la ciudad tiene muchas más cosas interesantes que ver.

Visitamos la ciudad de Cuenca dentro de nuestra ruta de cuatro días por la provincia. Os dejamos los enlaces de las entradas anteriores, que fueron el Monasterio de Uclés, y el Yacimiento de Segóbriga.

Qué ver en Cuenca en un día

1. Mirador de Cuenca

Es la parte más alta de la Ciudad, y el mejor punto para poder aparcar y empezar la visita por el centro.

Desde aquí tenemos unas vitas preciosas de Cuenca, apreciamos la belleza de las hoces, junto con su arquitectura.

Aquí encontraréis además varias cafeterías donde tomar algo o comer.

Mirador de Cuenca

2. Castillo

Apenas quedan unos restos del Castillo de Cuenca. Solo podremos ver el
Arco Bezudo con un escudo, que atravesamos para coger dirección al centro.

Además queda un pequeño trozo de muralla al cual se puede subir. En su origen fue una fortaleza árabe hasta que la conquistó Alfonso VIII en el siglo XII.

Castillo de Cuenca

3. Cristo del Pasadizo

En una pequeña callejuela de la ciudad, encontramos en una pared un cristo dentro de una reja. Allí mismo podréis leer la leyenda del Cristo del Pasadizo.

Cristo del pasadizo de Cuenca

4. Plaza Mayor y Catedral

Entramos en la Plaza Mayor donde vemos preciosas casas de colores, el Ayuntamiento, de estilo barroco con tres arcos de medio punto, el Convento de las Petras y la Catedral de Nuestra Señora de Gracia.

La Plaza Mayor es el centro de la parte alta, un lugar perfecto para hacer una paradita en alguna de sus terrazas.

Plaza Mayor de Cuenca

A mi personalmente me llama la atención desde lejos la Catedral. Su fachada me enamoró y casi la desgasto haciéndola tantas fotos.

Es una mezcla de estilos gótico, neogótico y barroco, terminada de construir en al siglo XIII, bajo el reinado de Alfonso X. Aunque la llamativa fachada es del siglo XX, ya que la anterior se derrumbó.

Catedral de Cuenca

5. Plaza del Obispo Valero: Estatua ecuestre de Alfonso VIII y Palacio Episcopal

Anexo a la Catedral está el Palacio Episcopal. En la misma plaza, Obispo Valero, se encuentra el Museo de Cuenca, que contiene interesantes hallazgos arqueológicos.

Además veremos la estatua ecuestre de Alfonso VIII, la cual descansa sobre un pedestal de piedra la obra en bronce del autor Javier Barrios.

Plaza Obispo Valero de Cuenca

6. Casas Colgadas

Su origen data del siglo XV, y es la imagen de Cuenca. Como su nombre indica son famosas porque sus balcones de madera son voladizos sobre el acantilado.

Se conocen también como las Casas del Rey. Tres de ellas se pueden visitar.

Casas Colgantes de Cuenca

7. Puente de San Pablo

Cruzamos desde las Casas Colgadas hasta el otro lado del Huécar donde se encuentra el Parador.

Originalmente existía un puente de piedra construido en el siglo XVI. El puente actual es de 1902.

Las vistas desde el puente son una auténtica maravilla, siempre que no tengáis vértigo que os impida disfrutar de ellas.

Puente de Cuenca

En mi paso los primeros metros los empecé a pasar bien hasta que iba por la mitad, y quise hacer una foto “creativa” con los candados que colocan las parejitas. Entonces vi la caída y me entró el vértigo horrible. Además tener en cuenta que por la mitad se empieza a notar el movimiento, así que si os da miedo mejor no empecéis a cruzarlo.

Luego otra cosa que debería tener en cuenta el Ayuntamiento es que cuando hiela, patina como una pista de patinaje sobre hielo. Eso hizo que cruzar fuera peor aun.

8. Parador de Cuenca

Enmarcado dentro de la Hoz del Huécar se encuentra el Parador. Este edificio era anteriormente un convento. Desde allí podemos disfrutar de las vistas de las “casas colgadas de Cuenca”.

Parador de Cuenca

9. Torre de Mangana

La Torre de Mangana, del siglo XVI, fue edificada sobre un alcázar árabe.
Es posible que su función original fuera la de torre de defensa aunque acabó evolucionando en el campanil y reloj de la ciudad.

10. Los rascacielos del barrio de San Martín

En el barrio de San Martín se encuentran los característicos Rascacielos de Cuenca. Tienen tres o cuatro plantas de altura, pero vistas desde la orilla del río Huécar parecen auténticos rascacielos que crecen de la montaña.

A mi personalmente me llamaron la atención más que las propias casas colgadas.

Rascacielos de Cuenca

11. Paseos por la ribera de Huécar

Llegamos a la parte más baja de la Ciudad. Aquí encontraremos un precioso paseo a la orilla del río Huécar. Es una maravilla poder pasear rodeado de naturaleza dentro de una ciudad.

Paseo Huecar de Cuenca

Vimos desde abajo un precioso bar en la roca (Grotte del Huécar) no subimos porque en esta época hacía frío pero lo dejamos pendiente para volver con buen tiempo y probarlo.

Paseo Huecar PAZ de Cuenca

Para volver podréis enlazar con la Subida a San Pablo (o para los vagetes coger un bus hasta el coche).

vuelta en bus Cuenca

Recordar que cualquier duda que tengáis nos podéis escribir un comentario o escribirnos un mensaje privado por nuestro Instagram o Facebook.

¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.