Ruta de Castillos: Descubriendo la Villa de Pedraza

Pedraza es una preciosa villa medieval amurallada declarada Conjunto Monumental. Esta situada a 37 km de Segovia y a hora y media de Madrid. Es un pueblecito pequeño pero con mucho encanto, apenas son unas 500 personas censadas.

Es muy conocida además por sus asados, la gastronomía típica de la zona, y por la “Noche de las velas”, de la cual ahora os hablaremos.

Pedraza ha sido siempre tierra de ganado, sobre todo ovino. De hecho el auge del pueblo fue debido a la exportación de lana al norte de Europa en los siglos XVI y XVII.

¿Qué ver en Pedraza?

Al no ser muy grande el pueblo en solo una mañana o tarde podrás dar un paseo por todas sus calles. En esta visita recorreremos los lugares más interesantes de esta pequeña población segoviana.

Calle real_Viajando con el último bus

El castillo de Pedraza

Dejamos el coche junto al castillo de Pedraza. Lo localizaréis rápidamente ya que es imposible no ver de lejos este maravilloso conjunto. El origen es musulmán pero que en la Edad Media se reconstruyó completamente.

En este castillo se retuvo a los hijos del rey de Francisco I de Francia desde 1525 a 1529. En 1926 compró el castillo el pintor Ignacio Zuloaga, quien se ocupó de reformarlo.

Castillo de Pedraza-Viajando con el último bus

Después sus herederos lo convirtieron en un museo que exhibiera las obras del artista vasco. Así que así la única opción de visitar el interior del emblema de Pedraza.

El castillo-museo Zuloaga abre de miércoles a domingo, en horario de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas (y en invierno de 16:00 a 18:00). Las visitas son guiadas, de unos 30 minutos de duración y el precio general son 6 euros.

A escasos metros vemos del Castillo están las ruinas de la Iglesia Santa María. Aquí se celebraban las ceremonias religiosas de la Casa de los Velasco, los Duques de Frías. Hoy, apenas quedan unos restos y una torre.

La Calle Mayor

Frente al Castillo nos adentramos al pueblo y tomamos la calle más emblemática de Pedraza, la Calle Mayor. Son preciosas las fachadas de las viviendas de piedra, también hay restaurantes, comercios y hospederías. Recorremos sus 400 metros hasta la Plaza Mayor.

Calle Mayor de Pedraza_Viajando con el último bus

La Plaza Mayor de Pedraza

De planta irregular y porticada, acoge algunos de los palacetes y casonas más impresionantes de la villa. Todas ellas con sus escudos heráldicos en la fachada y de las dimensiones propias de las casas nobles castellanas de la época.

Actualmente muchas de esas casas son restaurantes y asadores donde podremos probar un buen cordero, así como los judiones de La Granja.

La Plaza Mayor de Pedraza está preparada para transformarse en los diferentes eventos o fiestas, sobre todo de carácter taurino.

Plaza Mayor de Pedraza_Viajando con el último bus

En la esquina del lado sur, veremos la torre románica de la Iglesia de San Juan Bautista, la más importante de la localidad.

En su interior esta la imagen del Virgen del Carrascal, la Santa Patrona. Sale en procesión durante la segunda semana de septiembre para dar inicio a las festejos.

Un estrecho pasadizo a los pies de la Iglesia de San Juan lleva desde la Plaza Mayor hasta la Plaza del Álamo, una de las más pintorescas y coloridas de la localidad.

También es conocida como Plaza del Mercado, ya que aquí se celebraban antiguamente las ferias de ganado.

Plaza del Álamo_Viajando con el último bus

La Calle Real

En este camino disfrutamos de la belleza de las fachadas, mientras tenemos la sensación de retroceder en el tiempo. Creo que pocos pueblos se han preservado de manera tan cuidada.

Por esa razón Pedraza se convierte en un “plató de grabación” en muchos anuncios, y series como Isabel, Toledo, Águila Roja, etc.

El toque de color en sus calles, lo dan las ventanas enrejadas con flores que rompen la uniformidad.

Flores de Pedraza_Viajando con el último bus

Puerta de la Villa y la Cárcel Medieval

Pedraza, estaba amurallada por completo, y contrario a Sepúlveda que tenía 7 puertas, sólo tenía una única entrada, la conocida como Puerta de la Villa. Actualmente sigue siendo así, de modo que entramos con el coche por aquí para aparcar en el parking situado junto al castillo.

Gran parte de la Puerta de la Villa sirvió también como cárcel pública. Se puede conocer la sala de prevención donde se retenía con grilletes a los presos, así como las oscuras celdas, donde entraban hasta 15 personas en cada una, y las cuales se han conservado perfectamente hasta hoy.

Puerta de la Villa_Viajando con el último bus

Los condenados con delitos de sangre, eran arrojados a mazmorras donde acababan falleciendo. Los excrementos y orines de los demás presos, así como los propios, inundaban el calabozo que se compactaba con barro y paja. Se dice que durante su restauración, aparecieron restos de cadáveres enterrados en medio del estiércol ya petrificado.

Podréis visitar la cárcel pública durante los fines de semana y festivos de 11:30 a 14:00 horas y de 15:45 a 19:30 horas. El precio son 3 euros.

Carcel medieval_Viajando con el último bus

La Noche de las Velas

Pedraza, como os comentábamos al principio, esta adquiriendo también mucha popularidad por la Noche de las Velas. Siempre se realiza los dos primeros sábados del mes de julio. Por todo el pueblo se colocan por la noche más de 35.000 velas siendo ellas su única iluminación. En la noche de las velas, que atrae cada año a más público, además hay actividades culturales y conciertos, como los que se celebran en frente al castillo.

Os recordamos que nuestra visita a Pedraza, la hicimos dentro de nuestra Ruta de Castillos por pueblos Segovianos.

¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.