Información y consejos para un viaje a Marruecos

¿Estás preparando un viaje a Marruecos y no sabes por dónde empezar? No te preocupes, os contamos una serie de consejos para viajar a Marruecos.

Marruecos es un país muy grande, y con una población de 35 millones de personas. Sus idiomas oficiales son el árabe y el bereber, aunque también se habla bastante rifeño, francés y español.

¿Cómo llegar a Marruecos?

Para llegar a Marruecos tienes dos opciones de transporte, en avión o ferry.

Que opción elegir dependerá de la ruta que quieras hacer, número de días, precio de los billetes, tipo de viaje… Por ejemplo, si vas a recorrer el país con tu propio coche no te queda otra que ir en ferry.

Ferry a Marruecos

Si tienes solo una semana y te vas a centrar en Marrakech y en el desierto, lo mejor es ir en avión porque esa zona esta muy lejos. Pero si vais a hacer una ruta por el norte puede venirte mejor el ferry.

Otra variante a tener en cuenta es de la zona de España que seáis. Lógicamente la gente del norte, le resultará siempre más cómodo ir en avión, en cambio muchos andaluces prefieren el ferry.

¿Necesito visado para viajar a Marruecos?

Siendo español no necesitas visado para entrar en Marruecos, siempre que tu estancia sea inferior a tres meses.

Para entrar en Marruecos tu pasaporte debe tener una validez superior a seis meses.

En el avión o el ferry, deberás rellenar una ficha con información sobre ti y sobre tu viaje, para más tarde entregarla en el Control de Pasaporte. En el caso del ferry, en la cafetería del barco tendrás el propio control.

En la ficha, entre otras cosas, te pedirán la dirección de tu alojamiento en Marruecos. Si vas por libre mira por internet el nombre de un hotel y en qué zona queda. No te pedirán reserva ni demostración.

¿Hay que ponerse alguna vacuna?

No es obligatoria ninguna vacuna, aunque el Ministerio de Exteriores recomienda estar vacunado de tuberculosis.

En cuanto al Certificado Internacional de Vacunación, si vienes de España, no será necesario.

¿Es un país seguro?

Marruecos es un país seguro, y más para el turista. No los notarás pero hay mucha policía secreta por las medinas.

Debido a la mala e ignorante percepción que tenemos del mundo árabe, mucha gente piensa que no es un destino seguro para la mujer. Desde mi experiencia diré que es perfectamente seguro viajar y moverte por el país.

Por supuesto, aunque sea seguro, siempre hay que tener sentido común. Es decir, ser cuidadosos con vuestras pertenencias, dinero, y evitar zonas poco transitadas de noche. Una precaución igual que tendríamos en nuestra propia ciudad.

En cualquier caso, uno de los principales objetivos de la policía en el país, es cuidar de los turistas. De manera que si tenéis mala suerte de tener un incidente, amenazar con llamar a la policía surtirá efecto al instante.

¿Qué enchufes utilizan?

En Marruecos los enchufes son como en España, así que nos ahorramos tener que usar adaptadores.

¿Cuál es la diferencia horaria de Marruecos respecto a España?

Marruecos tiene un hora menos que en la península. Salvo en verano que la diferencia es de dos horas.

¿Qué tiempo hace en Marruecos? ¿Cuál es la mejor época para viajar?

Al pensar en Marruecos a todos nos viene a la mente un país cálido. La realidad es que si viajáis en verano podréis pasar mucho calor, pero si es en otra época del año, y más en invierno, tendréis que llevaros cazadora.

Nosotros viajamos en Semana Santa, y tuve que usar el plumas finito, a primera hora de la mañana y por la noche. Además en el desierto será necesario porque en cuanto se va el sol hace frío.

Por lo general, en Marruecos los veranos son cálidos y secos y los inviernos suaves. Una buena época para viajar a Marruecos es en primavera y otoño.

¿Qué ruta elegir?

Como os explicamos en la entrada anterior, Marruecos es un país muy grande, de modo que si no tenéis muchos días, tendréis que elegir que parte queréis conocer. A continuación, os dejo el enlace del itinerario que hicimos nosotros con todo detalle.

  • Día 1: Madrid- Algeciras
  • Día 2: Algeciras – Chefchaoen
  • Día 3: Chefchaouen – Fez
  • Día 4: Fez
  • Día 5: Fez – Medio atlas – Desierto Erg Chebbi
  • Día 6: Erg Chebbi – Dormir en el desierto
  • Día 7: Erg Chebbi – Ait Ben Haddou
  • Día 8: Ait Ben Haddou- Marrakech
  • Día 9: Marrakech
  • Día 10: Marrakech – Vuelta a Madrid

¿Cuál es la moneda marroquí?

La moneda oficial de Marruecos es el dirham (DH).

En el puerto de Tánger Med, cambiamos un poco de dinero para el principio del viaje. Entonces el cambio estaba redondeando a 1€ = 11 dh, por lo que aconsejo cambiar lo justo para salir de allí. Una vez en la ciudad, en cualquiera de los numerosos establecimientos de cambio de moneda, cambiaremos el resto del dinero.

Dirham

Además en mi caso también preferí sacar con la tarjeta de Abanca, ya que con ella me salía mejor el cambio y así no tenía que llevar tanto dinero encima.

En la mayoría de puestos callejeros, tiendas y en muchos hoteles, no aceptan tarjeta, de modo que siempre habrá que llevar efectivo.

¿Dónde alojarse?

Sin lugar a dudas, tienes que alojarte en un riad. Son casas tradicionales, situadas dentro de la medina, con amplios patios y decoración árabe.

Los riad están gestionados por los dueños de la casa. Por lo cual te van a tratar como si estuvieses en su propia casa.

Nosotros llevamos ya todas las noches reservadas (menos las que se incluían en la excursión del desierto), por booking. Aunque si quieres improvisar no te costará encontrar alojamiento ya que tendrás a decenas de personas ofreciéndote en cuanto entres por la medina.

¿Cómo moverte por Marruecos?

Para moverse por Marruecos contamos con diferentes medios de transporte público.

Tren:

El tren es lo más recomendable para largas distancias. Su precio es bastante económico. Cuenta con dos categorías; primera y segunda clase. Además para los trenes nocturnos existe la opción de viajar durmiendo en litera.

tren marroquí

Conocimos a un chico en el tren que nos comentó que para el año que viene se va inaugurar el tren de alta velocidad, el cual esta construyendo una compañía francesa.

Autobús:

Se trata del transporte más económico y por tanto el más utilizado para los viajes de media distancia. Tendrás que mentalizarte que en Marruecos, “la prisa mata”, así que hay que tener paciencia y no esperar puntualidad. Además suelen esperar a que se llene para salir.

Autobús marroquí

Taxi:

Es el transporte por excelencia, tanto para turistas como para locales. Resulta muy económico, sobre todo teniendo en cuenta que el precio de la gasolina es muy parecido al de España. Hay dos tipos de taxi:

 Gran Taxi: para trayectos entre ciudades o de larga distancia. Su capacidad es de seis pasajeros y su precio dependerá del trayecto. Si no vais en grupo podréis esperar a que se complete el coche para que así os salga más económico el viaje.

Grand taxi

– Petit Taxi: se utilizan únicamente en la ciudad. Admiten un máximo de 4 pasajeros y su precio no debería ser superior a 20dh. Es importante acordar el precio antes de subir.

Coche propio o de alquiler:

Será la opción más cómoda y económica para explorar el país por carretera.  Con el coche ganas en libertad y podrás llegar a sitios que serían muy difícil de llegar en transporte público.

En general, en el país las carreteras son buenas así que no hay que tener miedo a conducir. Durante nuestro viaje pudimos ver como están desdoblando la carretera del puerto que atraviesa el Atlas para llegar a Marrakesch, así que dentro de nada estará mejor aun para llegar al desierto desde ese lado.

Siempre respetar los límites de velocidad, ya que hay muchísimos controles de policía por todas las carreteras.

¿Qué comer en Marruecos?

La gastronomía de Marruecos es muy buena, de gran riqueza por la calidad de sus alimentos, y la variedad de sabores por las especias.

Sus especialidades y platos principales, son el couscous, tajín, sopas, pastela (pastel de hojaldre relleno de carne o pescado con un toque dulce), acompañados con un buen té. En el sur, de broma llaman al té, whisky bereber 😉

Té moruno

También tenéis que probar las brochetas son magníficas, los bocadillos de carne de cordero, pollo asado o las pizzas marroquís.

Pollo asado

Si realmente quieres comer bien y barato, ve donde haya gente marroquí.

Consejos de viaje

– Hay que regatear, en especial en los puestos de las medinas. Del precio inicial puedes llegar a pagar solo la mitad. Si quieres comprar, compara, regatea y al final seleccionas el puesto donde te dieron el mejor precio.

Zoco

Realmente de un puesto a otro los precios pueden variar muchísimo. Lógicamente el vendedor, intentará que no te vayas por todos los medios. Una buena manera de reducir la presión es comentar desde el principio, que no tienes dinero, pero que te gusta y estas viendo precios para comprarlo más tarde.

tienda de piel

– Recuerda beber solo agua embotellada en Marruecos, e intentar evitar comer verduras crudas porque se habrán lavado con agua del grifo, y también es preferible evitar tomar las bebidas con hielo. Así intentaremos evitar que la gastroenteritis te fastidie el viaje.

– Llevar un botiquín de viaje, donde no puede faltar Carbón Activado. Si no has tomado las precauciones necesarias, o aun así no has podido evitar coger una gastroenteritis, toma Carbón Activado, ya que es natural, y muchísimo mejor que tomar Fortasec. Yo por suerte en este viaje no lo necesité, pero en Tailandia me vino fenomenal jeje.

ultra-adsorb-capsulas

– Usar con frecuencia un desinfectantede manos. Eso ayudará también a evitar coger una infección como antes hablabamos.

– Contratar un seguro de viajes. Como siempre que se viaja fuera de la Unión Europea, os recomendamos un seguro de viajes, ya que los hospitales privados de Marruecos nos pueden salir muy caros si nos pasa cualquier cosa durante el viaje. Una compañía económica y fiable, es Iati Seguros.

– Ten paciencia. Especialemente en Marrakech, el agobio al turista es excesivo. Se ponen muy pesados con que compres, compres y compres. Así que paciencia, “amigo”. Sonríe y dí varios ‘no, gracias’.

– Deja los prejuicios en casa. Que un hombre tenga barba y lleve chilaba no quiere decir que sea Yihadista y que lleve una bomba adosada al cuerpo. El pueblo marroquí es simpático y amable, no tengas miedos 😉

– En muchos baños no habrá papel así que lleva pañuelos, o un rollo de papel higiénico. Además como consejo femenino, si los vas a necesitar esos días, llévate los tampones y compresas de casa. Quitando grandes comercios en Marruecos no es fácil encontrar tampones.

– Es dar propina es costumbre, especialmente en restaurantes, donde se suele dejar de unos 5 a 10 Dh. Mucha gente en las medinas te exigirá una propina por haberte ayudado a encontrar el camino o respondido una duda, si no vais a querer darle o no tenéis monedas, desde el principio deja claro que no necesitas ayuda.

Ahora solo falta relajarse y disfrutar del viaje. ¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.