Que ver en Plasencia en un día

Empezamos la mañana en Plasencia, descubriendo esta gran desconocida que tiene mucho que enseñar. Como os comentamos en la entrada del Itinerario del Road Trip por Extremadura, dormimos los dos primeros días en Plasencia.

Nuestro primer día lo dedicamos a hacer una ruta por Monfragüe (tenéis tres entradas en relación a esto) y al día siguiente dedicamos la mañana a conocer la ciudad, antes de subir a ver una parte del Valle de Vera.

El centro histórico de Plasencia, declarado Bien de Interés Cultural, es conocida como “La Perla del Norte” de Extremadura.

Plasencia ha sido uno de los puntos estratégicos de la famosa Ruta de la Plata. Durante su historia fue habitada por romanos y árabes, hasta que en el siglo XII fue reconquistada y repoblada. Gracias a esto, tiene una gran riqueza cultural, y podremos ver huellas árabes, judías y cristianas.

Comenzamos la visita por el casco antiguo de Plasencia, tomando como punto de partida la Plaza Mayor.

En la Plaza Mayor se encuentra el Palacio Municipal, del siglo XVI con un estilo gótico renacentista.

Como curiosidad, en la torre del campanario se encuentra uno de los símbolos de la ciudad, el Abuelo Mayorga.

Palacio Municipal de Plasencia

Continúamos por la Plaza de San Esteban para llegar a la Plaza de la Catedral, en la que se encuentran las dos catedrales de Plasencia.

Las dos catedrales están prácticamente unidas, por lo cual se ve como un conjunto majestuoso. La Catedral Vieja sigue un estilo de transición del románico al gótico. Su construcción comenzó en el siglo XIII y fue ampliada a mediados del siglo XV.

Catedral Vieja de Plasencia

En la Catedral Vieja se encuentra el Museo Catedralicio, que cuenta con una colección importante de esculturas, pinturas y objetos religiosos de los siglos XV al XVII.

La Catedral Nueva comenzó a construirse en 1498 y se finalizó en 1578. Tiene dos bellas fachadas renacentistas, de estilo plateresco.

En la Plaza de la Catedral podemos ver la Casa del Deán, del siglo XVII, en la que destaca el balcón en ángulo con las columnas de estilo corintio.

Casa del Deán

En la misma plaza esta el Palacio Episcopal, un ejemplo de palacio renacentista y claustro interior de dos plantas.

Muy cerca verás el antiguo Convento de Santa Clara, hoy convertido en Centro Cultural Las Claras y en oficina de Turismo.

Centro Cultural Las Claras

Caminando unos metros, llegaremos a la Plaza de San Nicolás y junto a ella verás el Palacio de los Marqueses de Mirabel.

Palacio de los Marqueses de Mirabel

En esta plaza se encuentra la puerta de acceso a la que fuera la antigua judería placentina. En la plaza destaca la Iglesia de San Nicolás, de origen románico aunque su aspecto actual es gótico.

Iglesia de San Nicolás

Después visita la antigua judería, nuestro recorrido nos llevará hasta el Palacio de los Monroy también llamado Casa de las dos Torres, la mansión señorial más antigua de Plasencia.

Llegamos a la plaza San Vicente Ferrer, donde te encontrarás con el magnífico edificio del Convento de Santo Domingo, hoy convertido en Parador Nacional de Turismo.

Convento de Santo Domingo

Merece la pena entrar al Parador, así que aprovechamos aquí para hacer una parada cafetera y para refugiarnos de la lluvia.

No dejéis ver la escalera de la cafetería, donde van arquitectos a ver su peculiar forma.

Para ver el claustro de artesonados mudéjares, podéis tomar algo en el pub situado en la bodega del convento dominico.

Escalera del Parador de Plasencia

Después de la pausa en el parador, regresamos a la Plaza Mayor y aprovechamos para dar una vuelta por las calles Rey y Sol, que son las principales de tiendas. A estas horas ya empieza a tener más ambiente por la calle y ha frenado la lluvia.

Siguiendo esta última llegarás a la Puerta del Sol. Fuera podrás hacerte la foto con el cartel de “Plasencia”.

cartel de "Plasencia"
Si vais con más tiempo podréis hacer un recorrido por la muralla. En la Torre Lucía, se encuentra el interesante Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales.

Desde aquí, recogemos la maleta y vamos por la avenida Juan Carlos I, donde dejamos aparcado el coche.

Un poco más adelante paramos en el Parque de la Coronación para ver el Acueducto de San Antón. El acueducto, de origen medieval, traía el agua desde las Sierras de Cabezabellosa y El Torno.

Acueducto de San Antón

Desde aquí continuamos el día descubriendo la zona de Vera. La próxima semana os seguimos contando. ¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.