Visitar el Vaticano en un día

La Ciudad del Vaticano es el corazón de la iglesia católica, un país independiente dentro de la ciudad de Roma.

Ciudad del Vaticano

¿Cómo llego hasta el Vaticano?

Además de poder ir andando, puede usar el transporte público. Tanto el autobús como el metro llegan hasta la Ciudad del Vaticano.

–  Autobús número 64. Sale desde el exterior estación de Termini.

–  En Metro es la Línea A, parada Ottaviano-San Pietro-Musei Vaticani. El metro te deja a unos 10 minutos de los Museos del Vaticano.

Vaticano

Consejos para realizar vuestra visita:

  • El primer consejo que te da todo el mundo es comprar las entradas por internet para evitar las colas. En nuestro caso no fue necesario ya que no había absolutamente nada de cola. Así que recomendaría ir el sábado antes de final de mes, ya que ese domingo es gratuito y la gente se espera a ir ese día en lugar del sábado.

Plaza del Vaticano

  • Estamos visitando monumentos religiosos de modo que no se permite ir con pantalones y faldas muy cortas, así como con camisetas de tirantes.

¿Qué ver en un día en el Vaticano?

Nos levantamos pronto para empezar la visita a primera hora de la mañana por los Museos Vaticanos.

Museos Vaticanos

Es tan grande que falta varios días para poder contemplar todos, así que lo mejor es pensar que salas se quieren visitar. Nosotros empezamos sin organización previa, y al final acabamos saturados, y Nicko hasta mareado.

Vaticano

Para nosotros lo imprescindible son:

Las salas del Museo Gregoriano Egipcio, aquí veremos restos del antiguo Egipto.

El Museo Gregoriano Etrusco, con objetos de de las antiguas ciudades de la Etruria meridional.

El Museos de Antigüedades Clásicas, museos de esculturas de la cultura griega y romana.

Las estancias de Rafael, los aposentos de Julio II della Rovere.

Capilla Sixtina

Las estancias desembocan en la Capilla Sixtina, el gran tesoro del museo. Como decíamos el día que fuimos no había demasiada gente, pero es posible, que en temporada alta para llegar hasta la Capilla Sixtina se haga cola.

En la Capilla Sixtina, no está permitido hacer fotos y los vigilantes son muy estrictos en este punto.

Plaza de San Pedro

Para terminar salimos a la inmensa Plaza de San Pedro. Aquí por fin a Nicko se le empieza a pasar la pájara.

img_6648

La construcción de la plaza se realizó en el siglo XVII por Bernini, bajo el mandato del Papa Alejando VII.

En la plaza destaca también su portico, con decenas de columnas y estatuas de santos realizadas por los discípulos de Bernini.

 Plaza de San Pedro Vaticano

En el centro de la plaza por si era poco hay un obelisco real Egipcio y dos fuentes.

Fuente Vaticano

En la plaza vemos los famosos miembros de la Guardia Suiza, el cuerpo militar encargado de la seguridad del Papa y de la Santa Sede.

img_6726

Basílica de San Pedro

Finalmente entramos en la Basílica de San Pedro. 

img_6737

Si viajáis en temporada alta tendréis tiempo de contemplar la plaza durante un buen rato mientras haces cola para poder pasar el control de seguridad que da acceso a la Basílica.

Basílica Vaticano

Dentro de la Basílica veremos la famosísima Piedad de Miguel Ángel y las tumbas papales. También hay posibilidad de subir a la cúpula y ver la plaza desde lo alto pero en este caso es previo pago, y aguantando otra cola. Nicko ya no podía más así que no subimos.

img_6676

Agotados terminamos nuestra visita en este pequeño país, y ponemos el punto y final a nuestro interrail.

¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.