Lo imprescindible de Zagreb

Hay ciudades que enamoran a primera vista como es el caso de Zagreb, con la que sufrimos un flechazo desde el primer momento. Situada entre la costa adriática y Europa central, con apenas un millón de habitantes. Después de varios días en ciudades grandes, nos llama la atención por su encanto, y la facilidad para recorrerla a pie. Además el tranvía comunica muy bien todos los puntos de la ciudad. El centro de la ciudad cuenta con dos zonas: el antiguo asentamiento medieval, conocido como la Ciudad Alta por encontrarse en lo alto de dos colinas, y la zona moderna, que se  conoce como Ciudad Baja.

La ciudad está repleta de pequeños parques, donde poder descansar para tomar una mazorca de maíz, mientras que te conectas al wifi gratuito que hay por toda la ciudad.

Puesto callejero en Zagreb

Parques en Zagreb

Nosotros comenzamos nuestra ruta desde la estación de tren. De camino al centro pasaremos junto al Pabellón de las Artes, y al Museo Mimara, el cual recibe el nombre de un coleccionista de arte croata que donó su colección privada. Casi enfrente, esta el Teatro Nacional de Croacia.

Pabellón de las Artes de Zagreb

Museo Mimara de Zagreb

Continuamos por la Calle Ilica, una de las principales vías comerciales de la capital. Nos lleva hasta el punto de partida de las visitas de la ciudad, la plaza principal.

Calle Ilica de Zagreb

La Plaza Ban Jelačić, se encuentra rodeada de palacetes de estilo clásico, modernista y racionalista. También podréis encontrar el punto de información, para coger un mapa y situaros mejor en la ciudad.

Plaza Ban Jelačić de Zagreb

Plaza Ban Jelačić en Zagreb

Justo detrás de la plaza, se sitúa nuestra siguiente parada, el Mercado Dolac. Está dividido en dos niveles y los productos que podemos encontrar en este mercado son muy variados.

Desde allí caminaremos hasta la plaza Kaptol, donde se encuentra la Catedral y el Palacio Episcopal. La catedral es gótica, pero fue restaurada al estilo neogótico en el XIX tras un terremoto que la dejó muy dañada.

Catedral de Zagreb

Veremos una estatua dorada de la Virgen María sobre una alta columna.

virgen de Zagreb

A continuación vamos andando a la parte alta de la ciudad, hasta llegar a la Plaza Markov donde encontramos la Iglesia de San Marcos, uno de los edificios más emblemáticos de Zagreb. Es característico por sus tejas de colores con los escudos de Croacia, Dalmacia, Eslovania y Zagreb.

 Iglesia de San Marcos de Zagreb

En la plaza también está el Sabor o parlamento, donde se proclamó la independencia de Croacia del Imperio Austrohúngaro y el Banski Dvori, el Palacio Presidencial, lugar donde reinaban los virreyes, el cual fue bombardeado por el ejército yugoslavo en un intento de asesinar al presidente Franjo Tudman en octubre de 1991.

Sabor de Zagreb

Continuamos hacia la plaza Caterina recorriendo la calle Ćirilometodska.

Detalle calle de Zagreb

A mitad de calle vemos por fuera el Museo de Arte Naive y al llegar a la plaza Caterina contemplamos la fachada de la Iglesia Santa Caterina, de estilo barroco fue construida por los jesuitas en el siglo XVII.

Iglesia Santa Caterina de Zagreb

Frente a la plaza, en la misma calle de Cirilo y Metodio, se alza la Torre Kula Lotršćak, otro de los iconos de Zagreb. Es una torre fortificada del siglo XIII construida para guardar la puerta sur de la muralla de la ciudad Gradec.

Torre Kula Lotršćak de Zagreb

Chica de Zagreb

Oímos música a la entrada del parque que está al lado de la torre y el funicular. Resulta que estaban varias parejas bailando en Stross Martre. Es un lugar donde se pueden encontrar todo tipo de artículos a la venta ofertados por parte de los ciudadanos, y un recinto para poder disfrutar de espectáculos para gente de todas las edades, como pudimos observar y disfrutar.

Stross Martre de Zagreb
Vistas de Zagreb

Después de ver como bailaban, vamos bajando por la Puerta de Piedra o Stone Gate, la única de las cuatro puertas de las murallas de la ciudad que se conserva.

Puerta de piedra de Zagreb

Stone Gate, de Zagreb

Según la leyenda un gran fuego en 1731 destruyó casi la totalidad de la puerta de madera a excepción de una pintura de la Virgen y el Niño. La gente pensó que la pintura era milagrosa y desde entonces vienen al lugar a rezar y a realizar ofrendas en la capilla, que han acondicionado.

Bajamos por la calle Tkalciceva, llena de bares y restaurantes con terraza y con mucho ambiente joven que invita a sentarte y tomarte algo.

calle Tkalciceva de Zagreb

Finalmente llegamos de nuevo a la plaza principal, donde nos encontramos con la grata sorpresa de que estaba dando un concierto de música rock de un grupo de Bielorrusia. Por lo que vimos en los carteles de la ciudad, son grandes seguidores de este tipo de música. Esto nos confirma más que esta es nuestra ciudad y nos hace enamorarnos un poco más de ella. Un concierto así  y gratuito en pleno Sol sería casi inviable.

Concierto en Zagreb

Con pena, continuamos nuestro viaje para descubrir otras zonas de Croacia. ¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.