Descubrir Budapest en dos días

Budapest es conocida como “La Perla del Danubio”. Este inmenso río, separa Buda, la antigua sede real y Pest, el motor económico y comercial. Dos grandes ciudades ahora unidas, formando una de las capitales europeas más bellas.

Vistas de Zagreb

Al ser dos ciudades en una, es bastante grande para ver en dos días, pero aquí os dejamos lo imprescindible para un visita corta a la ciudad.

Primer día

El primer día comenzaremos la visita en Buda, la zona más señorial de Budapest. Esta en alto de modo que para subir se puede con los autobuses 16, 16A y 116 ,o subir con el Funicular Budavári Sikló, aunque su precio es bastante elevado. Nosotros tomamos la decisión de subir en autobús.

Funicular Budavári Sikló en Budapest

Vistas desde el funicular Budavári Sikló en Budapest

Lo primero que haremos será recorrer los alrededores del Castillo de Buda, desde donde se observamos una de las mejores vistas de la ciudad.

Castillo de Buda de Budapest

Dentro del patio, se encuentra el Museo de Historia de Budapest. Había justo montado fuera un mercadillo, donde pudimos probar queso típico y artesanal.

Museo de Historia de Budapest

Mercadillo de Budapest

Queso de Budapest

Traje de Budapest

Río de Budapest

Desde el castillo bajaremos por Támok utca hasta llegar a la Iglesia de Matías y el Bastión de los Pescadores, desde este mirador se aprecia la grandeza y belleza del parlamento. Para acceder al interior de la iglesia hay que pagar entrada, así que nos quedamos disfrutando de las vistas.

Iglesia de Matías de Budapest

Plaza iglesia de Matías de Budapest

Bastión de los Pescadores de Zagreb

Para regresar a Pest bajaremos caminando (cuesta abajo es más facil jeje) y cruzaremos andando el Puente de las Cadenas.

Puente de las Cadenas de Zagreb

Fue construido en el siglo XIX y se le conoce como el Puente Széchenyi en honor al creador del puente original. En la Segunda Guerra Mundial fueron destruidos todos los puentes de la ciudad, de modo que actualmente vemos una reconstrucción de 1949. Puente Széchenyi de Zagreb

El puente está presidido por dos leones y suspendido por cadenas, de ahí su nombre. Os recomendamos cruzarlo andando y disfrutar de las vistas.

Desde el puente de las cadenas y siguiendo las vías del tranvía, nos encontraremos con la escultura la princesita de Budapest aunque todo el mundo la llama “El duende” que es lo que parece.

El duende de Zagreb

Terminamos por hoy la visita para ir al Balneario Széchenyi. Llegaremos hasta allí en autobús y así disfrutamos tranquilamente de la Avenida Andrássy, una de las más grandes y largas avenidas de Budapest y en ella se puede ver edificios emblemáticos de la ciudad. Aquí se encuentra también el Museo del Terror donde hay una relacionadas con los regímenes dictatoriales fascista y comunista de Hungría en el siglo XX y la Opera, sede de la Ópera Estatal de Hungría.

ópera de Budapest

El Balneario Széchenyi es el primer balneario terapéutico de Pest y estilo renacentista moderno. El agua termal brota a la superficie desde el segundo pozo más profundo de Budapest, con una profundidad de 1246 metros y con 76°C de temperatura. El precio de la entrada normal son unos 17 euros, y se puede disfrutar de sus aguas hasta las 19:00.

Balneario Széchenyi de Budapest

Balneario Széchenyi piscinas de Budapest

Salimos como nuevos, y antes de coger el autobús de vuelta paramos en la Plaza de los Héroes, donde se encuentran las estatuas de los líderes de las siete tribus magiares fundadoras de Hungría.

Plaza de los Héroes de Budapest

Terminamos el día subiendo de nuevo a ver las vistas de Buda de noche y tomando algo en los famosos Bares de Ruinas.

Buda de noche de Budapest

Parlamento de noche de Budapest

IMG_5228

Estos son bares ubicados dentro de un edificios antiguos, utilizando el ambiente de las paredes ruinosas como diseño interior. Estos bares están decorados con dibujos, placas extranjeras, luces, muebles antiguos, cualquier cosa que pueda venir bien. Hay de todo lo que puedes imaginar.

Szimpla Kert de Budapest

Nosotros fuimos al más popular, Szimpla Kert (El Jardín Simple). Tiene un ambiente único y además es bastante grande. Está ubicado en la calle Kazinczy.

Szimpla Kert bar de Budapest

Szimpla Kert gente de Budapest

Szimpla Kert bar de BudapestSegundo día

Comenzamos nuestro segundo día desde el Puente de las Cadenas. Continuamos caminando por la ribera del río, y nos encontramos con el Monumento de los Zapatos. Creado para recordar que allí los judíos eran llevados y obligados a quitarse los zapatos antes de que les dispararan y los tiraran al río. El ambiente que se crea es sobrecogedor.

Monumento de Zapatos de Budapest

Continuamos hasta el Parlamento, es el edificio más impresionante de la ciudad de Pest. Construido entre 1884 y 1902, fue la obra más grande de su época. A las y media los dos guardias que están en la Plaza Kossuth, hacen el cambio de guardia.

Parlamento de BudapestParlamento entrada de Budapest

En la plaza también se encuentra el Museo Etnográfico y el Ministerio de Agricultura. En este último edificio se pueden observar unas bolas de hierro incrustadas en las paredes así como flores y placas de gente, que en el levantamiento de 1956 fue abatida por enfrentarse contra el régimen soviético.

Museo Etnográfico de Budapest

Balas en Ministerio de Agricultura de Budapest

Plaza Kossuth de Budapest

Continuamos hasta la Plaza de la Libertad, que ocupa el solar que dejó el inmenso cuartel de Neugebüade al ser demolido en 1886. Dos impresionantes edificios encontramos también, la antigua Bolsa, hoy sede central de la Televisión Húngara y el Banco Nacional de Hungría.

Plaza Libertad de Budapest

Nuestra siguiente parada es la Basílica de San Esteban donde se encuentra la mano momificada del rey Esteban I, que fue primer rey de Hungría.

Basílica de San Esteban de Budapest

Interior de basílica de San Esteban de Budapest

Tomaremos Váci Utca, la calle comercial más famosa de Budapest, hasta llegar al Mercado Central. Si queréis comer con las tres b, podéis hacerlo en la planta superior.

Mercado Central de Budapest

Al salir del mercado te encontrarás el Puente de la Libertad, característico por su color verde.

Puente de la libertad de Budapest

Terminamos nuestra visita viendo la Gran Sinagoga, la más grande Europa y la segunda del mundo.

Gran Sinagoga de Budapest

Gran Sinagoga en Budapest

También vemos el Árbol de la vida, construido en honor a los judíos caídos durante el Holocausto.

Árbol de la vida de Budapest

Aquí termina nuestra visita, iremos a coger las mochilas y nos vamos directos a la estación de tren de Keleti, donde cogeremos un tren hasta nuestra siguiente parada…

¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.