Bratislava en un día

Bratislava es conocida por serla ciudad de las estatuas”.  Se merece una visita si estas de paso entre Viena y Budapest. Nosotros decidimos dedicarle un día para visitar la capital de Eslovaquia, una de las más importantes de la Europa del este. La ciudad ha tenido un profundo proceso de transformación en los últimos años, pero aún conserva huellas características de los países de la Europa comunistas.

Welcome to Slovakia

¿Cómo llegar a Bratislava desde Viena?

Las tres formas más comunes para llegar a Bratislava desde Viena son el autobús, el tren y el barco. Nuestra opción fue el tren, ya que como sabréis estamos realizando un interrail.  La duración del trayecto entre Viena y Bratislava es  de aproximadamente una hora y el precio del billete es de unos 12 euros. Hay trenes cada hora de modo que no es necesario reservar asiento previamente.

Bratislava

Si os apetece recorrer el Danubio, en barco es una bonita forma de llegar a Bratislava, mientras se disfruta de las vistas. La duración del trayecto es de unos 75 minutos y el precio del billete  cuesta entre 20 y 35€ por trayecto. Os dejamos la web para más información http://www.twincityliner.com/

Al llegar al tren veréis un punto de información, donde te dan un mapa y te explican lo mejor de la ciudad. Allí mismo, en un estanco puedes comprar el billete de autobús que te lleva al centro de la ciudad. El autobús es el X13, y apenas cuesta 70 céntimos.

¿Qué ver en Bratislava?

El autobús nos deja junto a la iglesia de la Santísima Trinidad. Desde aquí avanzamos para entrar por la Puerta de San Miguel, la única puerta que se conserva de las cuatro que había en el recinto fortificado que rodeaba a la Bratislava medieval. Es uno de los símbolos más de la ciudad, la cual cuenta con una torre de 53 metros de alto.

Puerta de San Miguel de Bratislava

Una vez dentro del centro, veréis que es muy pequeño y no tiene pérdida. Durante el paseo, encontraremos preciosas plazas.

 Palacio de Mirbach de Bratislava

Previamente camino a la Plaza Hlavne, veremos el Palacio de Mirbach, el cual fue mandado construir en 1770 por un fabricante de cerveza al estilo rococó. Actualmente se usa para acoger una exposición permanente de pintura y escultura barroca centroeuropea. En el centro podremos ver como destaca su fuente con las esculturas de Tritón y Ninfa.

 Calles de Bratislava

A escasos metros encontramos la Iglesia y Monasterio de los Franciscanos. Este monasterio fue consagrado en 1297.

En la plaza  Hlavne encontramos el Ayuntamiento. Su edificio se terminó de adaptar a su forma actual en el siglo XV y actualmente alberga el Museo Municipal.

Ayuntamiento de Bratislava

Plaza de Bratislava

Continuamos el agradable paseo unos metros hasta llegar al Palacio del Primado, de estilo clasicista del siglo XVIII.

Palacio del Primado de Bratislava

Continuamos por la mejor calle de Bratislava, Laurinska 😉 hasta llegar al Palacio Palffy en junto a la calle Panska. En este palacio tocó Wolfang Amadeus Mozart en el año 1762, con solo 6 años. En los años 90, el palacio se convierte en la sede de la Embajada Austriaca.

Antes de comenzar la ascensión al castillo, veremos Catedral de San Martín del siglo XV. Aquí fueron coronados los 11 reyes húngaros.

Catedral de San Martín de Bratislava

Plaza Catedral de San Martín de Bratislava

Cogemos fuerzas para subir al Castillo, uno de los símbolos más importantes que definen Bratislava.

Subida al castillo de Bratislava

Está situado estratégicamente en el Danubio y actualmente acoge el Museo Nacional de Eslovaquia. Merece la pena el esfuerzo para disfrutar de las vistas.

Subida calles al castillo de Bratislava Castillo de Bratislava

2015-08-21 13.08.23

Bajamos al centro de nuevo, y vamos a la Plaza Hviezdoslav, donde podemos ver el Teatro Nacional, un precioso edificio de estilo neo-renacentista.

IMG_9887

IMG_9888

IMG_9889

Continuamos nuestra visita por la ciudad para ver las estatuas. La más popular es Čumil, un trabajador que asoma por la alcantarilla.2015-08-21 13.53.20

Otro personaje de la calle Rybárska brána es el Bello Ignaz, que saluda a las damas con su sombrero de copa. Está basado en un personaje real que vivió en Bratislava a principios del siglo XX, un mendigo que siempre vestía un traje y saludaba y regalaba flores a las mujeres. Se dice que perdió la cabeza por un amor no correspondido.

IMG_9801

En la plaza mayor de la vieja Bratislava (Hlavné námestie) nos encontramos a un soldado francés vestido como Napoleón. Según la leyenda, la estatua representa a un soldado herido que presuntamente se enamoró de una enfermera eslovaca y se quedó allí a vivir.

Por cierto, la del Paparazzi, después de dar mil vueltas, nos comentaron que se la llevaron, así que no la busquéis.
Para terminar nos sentamos para coger fuerzas, y comemos comida tradicional con las tres B.
IMG_9874
2015-08-21 14.47.22
2015-08-21 15.25.21
Aquí terminamos nuestra visita a Bratislava. Nos ha gustado bastante, y hemos comido fenomenal, así que os recomendamos que le hagáis una visita de un día en un viaje por la zona.
2015-08-21 12.10.43
¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.