Viena en bicicleta

Wien, capital de Austria está situada junto a las orillas de río Danubio. Es una ciudad de contrastes, clásica y moderna a la vez, con una deliciosa gastronomía, como son sus irresistibles pasteles y café. Es también la ciudad de grandes compositores como Strauss, Beethoven o Mozart, y de la ópera.

Estación de Viena

En esta entrada os mostraros lo mejor de Viena para poder visitarla en dos días, pero no es todo lo que se puede visitar ya que la ciudad es muy grande y con mucha riqueza cultural.

Empezamos nuestro primer día en Viena visitando el Palacio Schönbrunn, ya que nuestro hotel esta muy cerquita. Este palacio es la antigua residencia de verano de los Habsburgo. Si queréis visitar su interior tendréis varias entradas, según el tour que queráis hacer. Dentro podréis ver sus contrastes, las habitaciones decoradas con estilo rococó, las cuales llaman la atención por la ostentación de los salones, y  la sencillez de las habitaciones de Francisco José y Sissi.

Palacio Schönbrunn, de Viena

Después decidimos alquilar unas bicicletas para movernos por la ciudad en lugar de tener que usar el metro.  El servicio de bicicletas públicas se llama City Bike Wien.

Hay 100 estaciones de bicis repartidas por la ciudad y carril bici, de modo que es una buena opción para moverse.

Viena en bicicleta

Para empezar a usarlas hay que registrarse previamente por solo un euro. Para coger después estas bicis se necesita la tarjeta de crédito registrada, introducir el número pin y seleccionar la bici que quieres. La primera hora es gratuita, y pasado 15 minutos puedes volver a cogerla y tener otra hora gratuita. Al final nosotros en dos días solo pagamos 3 euros, 1 euro del registro, y luego otros dos euros, porque un día nos pasamos de tiempo ya que no encontramos hueco en las estaciones del centro para dejarla.Parada con la bicicleta en Viena

Una vez con la bicicleta nos dirigimos hasta la Ringstrasse.  Esta calle tiene más de 5 kilómetros de largo y alberga a numerosos edificios monumentales. El emperador Francisco José ordenó la construcción de la calle  en 1857, entonces aristócratas y otros miembros de las clases más altas construyeron palacios a lo largo del Grand Boulevard.

Durante este recorrido podemos ver:

Ópera Nacional, construida siguiendo el estilo neorrenacentista. Es una de las primeras referencias de ópera del mundo gracias a sus producciones de máximo nivel y por tener un programa que cambia diariamente. Más de 50 óperas y ballets se representan durante aproximadamente cada temporada.

Ópera Nacional de Viena

Parlamento, se realizó entre los años 1874 y 1883 con un estilo griego. Delante del edificio se encuentra una estatua de la diosa Helena.Parlamento de Viena

Ayuntamiento, se construyo entre los años 1872 y 1883 al estilo gótico flamenco. Lo curioso es la figura dorada que tiene en su torre, Rathausmann, la cual es el símbolo de Viena. Allí damos una vuelta por el mercadillo que montan delante, donde se puede comer, escuchar música y ver actuaciones y cine en una pantalla gigante.

Ayuntamiento de Viena

Burgtheater, se inauguró en el año 1741 y es de un estilo clásico.

Burgtheater de Viena

Universidad, con un estilo neorrenacentista fue fundada en 1365 por Rodolfo IV, siendo después de la Universidad de Praga, la segunda más antigua del Sacro Imperio Romano Germánico.

Museo de Artes Aplicadas, podrás ver las obras de arte de la Wiener Werkstätte, mobiliario de madera de Thonet y piezas destacadas del Modernismo.

Bolsa de Viena,  es la más antigua de las bolsas de valores del mundo y fue fundada en 1771 durante el reino de María Teresa de Austria.

Iglesia Votiva, se edificó como acción de gracias por un atentado fallido contra el káiser Francisco José.

Iglesia Votiva de Viena

Kunsthistorisches Museum, con obras de Velázquez, Rubens, Rembrandt, Durero, Tiziano y Tintoretto.

Kunsthistorisches Museum de Viena

Naturhistorisches Museum, alberga desde insectos hasta pterosaurios, pasando por piedras preciosas y minerales.

Nuestro segundo día lo dedicamos al centro de Viena.

 

Naturhistorisches Museum de Viena

Empezamos visitando el Palacio Imperial de Hofburg, la antigua residencia Imperial de los Habsburgo. Anteriormente era un castillo del siglo XIII, que se fue transformando hasta el Palacio que es actualmente. Dentro del complejo, son numerosos los museos y demás edificios para visitar.

Palacio Imperial de Hofburg de Viena

Palacio Imperial de Hofburg estatua de Viena

El Museo Albertina, en el podremos ver la obra de Durero la Liebre, cuadros de Picasso, Monet y Baselitlz. Este museo se encuentra en la parte sur del Palacio Imperial.

Museo Albertina de Viena

Más adelante nos encontramos con la Iglesia de los Agustinos, donde se casaron Francisco Jose y Sisi en el año 1854. También aquí se desposo la emperatriz María Teresa en el año 1736 y Napoleón con María Luisa en el año 1810.  En la cripta de la iglesia, se encuentran 54 corazones de los Habsburgo.

Iglesia de los Agustinos de Viena

Al lado está la Escuela Española de Equitación. Esta considerada una de las mejores escuelas de equitación del mundo.

 Escuela Española de Equitación de Viena

Después de un buen rato visitando el palacio continuamos nuestra ruta caminando hasta la Catedral de San Esteban, de estilo gótico. La preciosa catedral se caracteriza por su torre de unos 140 metros aproximadamente y 343 escalones.

Catedral de San Esteban de Viena

Desde la Catedral nos iremos por Graben Street donde encontramos un precioso monumento Memorial Peste Noire.

 Memorial Peste Noire de Viena

Más adelante en la misma calle girando a la izquierda nos encontramos la Iglesia de San Pedro (Peterskirche) inspirada en la Basílica de San Pedro de Roma. El edificio actual data del siglo XVIII y es de estilo barroco.

Peterskirche de Viena

De aquí continuamos hasta Judenplatz, donde encontramos un monumento que conmemora al recuerdo del sufrimiento del pueblo judío. Como curiosidad en las baldosas que rodean al monumento vienen escrito los lugares donde encontraron judíos austriacos muertos por los nazis.

Judenplatz de Viena

En esta plaza también se sitúa el Museo Judenplatz Wien y unas excavaciones para poder visitar de una sinagoga medieval.

Desde aquí vamos a ver la Plaza de Hoher Markt, donde se encuentra el reloj de Anker. Este es famoso por las figuras que desfilan a las doce del mediodía con música.

Plaza de Hoher Markt de Viena

En la plaza también está Vermählungsbrunnen.

Vermählungsbrunnen de Viena

Cogemos de nuevo la bici para ir al parque de atracciones vienés Prater, una de las atracciones más populares es el Tiovivo Nostálgico, una noria antigua.

 

Prater de Viena

Entrada del Prater de Viena

Montaña Rusa del Prater de Viena

Después de dar un paseo en el Prater y ver sus atracciones, vamos con la hasta la Kunst Haus Wien, un edificio multicolor y de formas irregulares. Estas casas fueron diseñadas por el  pintor Friedensreich Hundertwasser, el cual quiso dar un nuevo impulso a la arquitectura de Viena, y crear además un centro de exposiciones que contiene tanto una muestra permanente de sus propias.Kunst Haus Wien de Viena

Desde aquí  vamos a Schwarzenbergplatz,  para ver el monumento en memoria a los soldados rusos caídos durante la Batalla de Viena, en la Segunda Guerra Mundial.

Schwarzenbergplatz de Viena

Nuestra última parada es el Palacio Belvedere, uno de los conjuntos palaciegos más impresionantes. Consta de dos palacios, el Belvedere Superior y el Inferior; en la actualidad se expone en su interior obras austriacas, desde la edad media hasta contemporáneas. Una obra de las más representativas es El Beso de Gustav Klimt.

Palacio Belvedere de Viena

Después de estos dos días vemos lo fundamental de Viena, pero dejamos cosas en el tintero para volver en otra ocasión. ¡Nos vemos en la siguiente parada!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.