Milán, la ciudad de la moda italiana

Milán mundialmente conocida como una de las grandes capitales de la moda, Milán es una ciudad que también cuenta con un amplia oferta de actividades culturales. Ofrece todas las ventajas de una gran ciudad junto a la comodidad de ser pequeña. Así la mayor parte de los puntos de interés se pueden recorrer a pie fácilmente.

Nosotros llegamos en tren a Milán desde Verona por la tarde. Vamos directos al hostal, y allí la dueña nos recomienda ir a cenar al barrio de Navigli. Dice que lo han arreglado todo y ahora es una zona ideal para salir y con mucho ambiente para pasear por su canal. Actualmente en Milán hay dos canales, pero hasta 1930 existieron cinco que comunicaban la ciudad con varios lagos e incluso con el mar.

Navigli de Milán

Llegamos en tranvía hasta allí y cenamos un delicioso Kebab, Laura dice que no tomaba uno tan bueno desde que vivía en Alemania, donde comía los auténticos turcos. Después estuvimos paseando por el canal y disfrutando de la vida nocturna milanesa. Os recomendamos ir a esta zona por la noche, ¡no os lo perdáis!

Navigli de Milán

Al día siguiente por la mañana vamos a visitar la ciudad, directos hasta la Plaza del Duomo, a una media hora andando. La catedral es de estilo gótico  y es la sede episcopal de la Archidiócesis de Milán. Nosotros no entramos dentro, pero para los que tengáis interés en ver su interior, os dejamos las tarifas:

Catedral: 2€
Terraza panorámica:
   – Ascensor: 12€
   – Escaleras: 7€
Baptisterio: 4€
Tesoro: 2€
Terraza en ascensor + Baptisterio + Tesoro: 13€

Terraza a pie + Baptisterio + Tesoro: 10€

Junto a ella vemos la Galería comercial Vittorio Emanuel II llena de turistas y milaneses, la cual destaca tu techo acristalado.

Galería comercial Vittorio Emanuel II de Viena

Galería comercial Vittorio Emanuel II en Viena

No olvidamos girar con nuestro talón sobre los testículos del toro que se encuentra en el centro de la galería para regresar en un futuro a Milán. Al atravesar completamente la galería saldremos en la Plaza de la Scala donde veremos el famoso Teatro alla Scala.

Teatro alla Scala en Milán

Desde aquí caminaremos hacia la calle que se encuentra a la derecha del teatro, la Via Giuseppe Verdi, y seguiremos siempre derecho hasta la Pinacoteca de Brera.

Era el momento de ir a relajarse un poquito y conocer a la vez uno de los monumentos más importantes de Milán en el parque Sempione, donde se sitúa el Castillo Sforzesco, el cual fue construido en el siglo XV por la familia Sforza. A día de hoy cuenta con tres museos; Museo de Arte Histórico, el de Artes Aplicadas, donde se exponen obras de hierro forjado, cerámicas y marfil y el Museo Arqueológico.

Castillo Sforzesco de Milán

Nosotros no vamos con la idea de entrar a los museos del castillo sino simplemente dar un paseo tranquilamente como los milaneses por la zona.

Paseando por Milán

Plaza de Milán

Tras tomar algo en el parque, pusimos rumbo ahora a Santa María delle Grazie para poder ver la Última Cena de Da Vinci.

Caminamos desde el Castillo por Via Marco Minghetti, pasamos por enfrente de la estación de trenes de Cadorna y seguimos por Via Giosuè Carducci. Al llegar a la esquina con Corso Magenta giramos a la derecha y seguimos por esta calle hasta llegar a la Basílica.

Santa María delle Grazie de Milán

Tuvimos mucha  mucha mucha suerte (por una vez..) porque normalmente hay que comprar las entradas con antelación.

Última Cena de Da Vinci en Milán

Nuestra última parada la hacemos para ver la Basílica de San Ambrosio, ya que nos sorprende ver la cantidad de gente que hay pintando.

Basílica de San Ambrosio en Milán

Pintora en Milán

Así que paramos un rato a ver cómo pintan los artistas, antes de volver a por nuestras mochilas, ya que esa misma noche cogeremos un tren nocturno hasta nuestra próxima parada. ¡Nos vemos en la próxima parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.