Verona, más allá de Romeo y Julieta

Verona es conocida por la obra “Romeo y Julieta” de William Shakespeare. Está situada al norte de Italia, a medio camino entre Milán y Venecia. Es una ciudad realmente bella por sus monumentos de la época romana, medieval y renacentista, lo cual le ha llevado a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Nosotros llegamos a Verona desde Venecia. La estación de trenes de Verona se llama Porta Nuova y está muy cerca del casco antiguo de la ciudad, a unos 20 minutos caminando. El casco antiguo de Verona no es muy grande de modo que se recorre fácilmente y en un día se puede ver toda la ciudad sin problemas.

Vistas de Verona Italia

Tenemos nuestro hostal, cerca de la estación de tren como suele ser habitual en nosotros para no tener que cargar con la mochila. Desde allí empezaremos la visita.

Nuestra primera parada será el castillo Castelvecchio. Se sitúa muy cerca de la Piazza Bra, data del siglo XIV y se alza al lado del río Adigio.

Vistas desde el  Castelvecchio de Verona

Su destino original era de residencia y castillo de guardia del puente Scaligero. Más tarde se convirtió en una prisión y en un cuartel, y actualmente acoge el museo Cívico.

Interior del Castelvecchio de Verona

Pasillo Castelvecchio de Verona

Una vez visto toda fortaleza nos dirigimos hasta la Plaza Bra, la plaza más grande y más importante de Verona. Aquí se sitúa el corazón de la ciudad, repleto de turistas, cafeterías, heladerías y gente paseando.

Plaza Bra en verona

En esta plaza encontramos muchos monumentos importantes:

La Arena de Verona, un anfiteatro romano de los mejor conservados y el segundo más grande, por detrás del famoso Coliseo de Roma. Fue construido en el siglo I d.C. y en el siglo XII resultó severamente dañado por un terremoto. Arena de Verona

En la actualidad se utiliza para celebrar conciertos y diversos eventos. Nosotros mismos pudimos ver en la calle el gigantesco decorado del escenario de una de sus representaciones.

 

Arena de Verona teatro

En la zona de jardines podemos ver una estatua ecuestre de Vittorio Emanuelle II, el primer rey de Italia.

Vittorio Emanuelle II en Verona

El Palazzo Barbieri, es la sede del ayuntamiento. Fue casi destruido durante la Segunda Guerra Mundial y lo tuvieron que reconstruir  tal y como era.

Palazzo Barbieri, en Verona

Terminamos viendo el Palacio de la Gran Guardia con el Arco del’orologio en lo que era una de las puertas de la muralla que bordeaba la ciudad.

Arco del'orologio en Verona

Continuamos por la calle peatonal más concurrida y exclusiva de la ciudad, la Via Giuseppe Mazzini, dónde veremos las más lujosas tiendas como Louis Vuitton, Versacce, Gucci o Prada, hasta llegar a la Piazza delle Erbe.

Piazza delle Erbe de Verona        IMG_4534

En esta plaza podemos ver numerosos edificios medievales con pinturas en sus fachadas. Aquí se situaba la antigua sede del foro de la ciudad y actualmente está llena de restaurantes y puestos de souvenirs. Además de varios palacios entre los que destaca el barroco Palazzo Maffei con la Columna de San Marcos coronada por un león alado.

Columna de San Marcos en Verona

Otros monumentos interesantes de la plaza son la columna del Mercado situada en el centro de la misma, del año 401.columna del Mercado en Verona

Encontramos también la fuente de la Madonna y la Tribuna que fue usada en varios eventos. Principalmente para que se sentaran los podestà durante la ceremonia de toma de posesión y allí prestaran juramento los pretores.

fuente de la Madonna en Verona

Tribuna en Verona

Antes de seguir, nos desviamos a la derecha para ver la Casa de Julieta. La supuesta casa de Julieta es un edificio construido en los siglos XII y XIII. Como encima de la puerta de la entrada aparece la inscripción que el Cappelose asoció al de los Capuleto. A partir de ahí surgió la idea de que esa era la casa familiar de Julieta.

Fachada casa de Julieta en Verona

El famoso balcón se añadió posteriormente, a principios del siglo XX. En el patio, se encuentra una estatua de bronce que representa a Julieta. La leyenda cuenta que quien le toque a Julieta su pecho derecho, encontrará el amor, por esa razón los turistas hacen cola para tocarlo. También muchos dejan notitas de amor en la pared o un candado con sus nombres.

Casa de Julieta en Verona

Candados casa de Julieta en Verona

Ver el exterior de la casa de Julieta es gratis, pero si quieres entrar y subir al balcón hay que pagar entrada. Nosotros no subimos porque no merece mucho la pena, y más viendo el precio que tiene. Lo que si hicimos fue subir a la planta de arriba de la tienda que hay allí mismo, para hacer una foto del patio desde alto. Te dejan subir gratuitamente, por si de paso compras algún souvenir.

Patio casa de Julieta en Verona

Una vez visitada la casa, volvemos a la Piazza delle Erbe y continuamos en dirección a la Piazza dei Signori por la Via della costa. Se reconoce fácilmente por sus arcos que unen ambas fachadas de la calle.

Según accedemos a la plaza, vemos lo primero la estatua de Dante en el centro. A su espalda se encuentra el edificio de la Logia del Consiglio, y de frente nos encontramos con el Palacio del Capitán.

Piazza dei Signori de Verona

A la derecha se encuentra el Palacio Comunale o Palazzo della Regione, sobre el que se eleva la Torre del Lamberti, y unido a él mediante un arco está el Palazzo del Tribunal.

Salimos de la plaza dirección Via Santa Maria in Chiavica dejando a nuestra derecha el complejo funerario de Arche Scaligere y la iglesia de Sta. María Antica.

Calles de Verona

Seguimos recto hasta el próximo cruce donde giraremos a la izquierda para llegar a la plaza de Santa Anastasia, dónde se encuentra la iglesia gótica del mismo nombre.

 Santa Anastasia en Verona

Nos dirigimos al Ponte di Pietra, el más antiguo de la ciudad construido en el año 100 antes de cristo, desde el que tenemos estas vistas del río Adigio.

Ponte di Pietra en Verona

Una vez en la otra orilla vamos al teatro romano de Verona. Es un teatro al aire libre construido en el siglo I a. C., dentro del perímetro de la muralla romana de Verona.

 teatro romano de Verona

Escaleras del teatro romano de Verona

Además de ser uno de los monumentos arqueológicos más relevantes de la ciudad, se utiliza también como escenario teatral durante los meses de verano. Os recomendamos subir hasta arriba para poder disfrutar de las vistas.

Vistas del teatro romano de Verona

Vistas del teatro romano en Verona

Una vez visto esta zona, ponemos rumbo hacia la Cattedrale di Santa Maria Assunta, la cual se levanta sobre el lugar que ocuparon dos iglesias paleocristianas que fueron destruidas por un terremoto en el año 1117. En ella podemos ver estilos románico, gótico y renacentista.

 Cattedrale di Santa Maria Assunta en Verona

Con esta visita damos por finalizada nuestra excursión y volvemos al hotel para coger las mochilas ya que esta misma tarde cogemos el tren a nuestro próximo destino. ¡Nos vemos en la siguiente parada!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.