Visitando las islas de Venecia: Murano, Burano y Torcello

Nuestro segundo día en Venecia lo dedicamos a realizar una excursión a las tres islas más importantes, Murano, Burano y Torcello. Dejamos pendiente visitar la isla de Lido para otra escapada.

El hotel lo tenemos junto a la estación de trenes de Santa Lucía, así que ahí comenzaremos la excursión, cogiendo un vaporetto en la estación de Ferrovia. Optamos por comprar un bono de 12 horas, que cuesta en por 16 euros, ya que comprando los tres billetes por separado nos hubiese costado más caro. Aquí podemos coger un vaporetto de las líneas 41 ó 42 que nos llevará hasta Murano.

Venecia

En este recorrido, el vaporetto hace una parada en la isla de San Michele, la cual está ocupada en exclusiva por el cementerio de Venecia. Aquí se bajan varias personas a llevar flores a sus familiares.

isla de San Michele de camino a Murano

 

Isla de Murano

Al llegar a la isla de Murano, nos bajamos en la primera parada, la de Colonna. Daremos una vuelta por la isla, al ser tan pequeña no hace falta ni mapa ni mayores explicaciones, sino dejarnos llevar y callejear.

Murano es históricamente la isla especializada en vidrio, donde la mayoría de sus habitantes aún hoy en día se dedican a su elaboración y venta. El vidrio se empezó a fabricar en la isla de Venecia hasta que comenzó a ser peligrosa ya que las casas eran de madera, y para la elaboración del vidrio es necesario realizarlo a temperaturas muy calientes para hacerlo líquido. Después de sufrir varios incendios, los venecianos decidieron transladar las fábricas a la vecina Isla de Murano.

 Murano

Durante el paseo, visitamos una fábrica de vidrio, donde enseñan “gratuitamente” a los turistas como lo hacen, antes de invitarte a pasar a su correspondiente tienda y pedirte la “propina” para el artesano.

Fábrica vidrio de Murano

Es muy curioso ver la elaboración del vidrio de Murano que aún hoy se realiza a mano, de la misma forma que sus antepasados.

vidrio de Murano

Finalizada la visita, nos encaminamos hacia el centro de la isla recorriendo su canal principal. Nosotros no entramos, pero allí se encuentra el Museo del Vidrio que se encuentra en el centro de la isla, en el Palazzo Giustinian. Dentro se encuentran muestras de vidrios desde la época Egipcia hasta la actualidad y la evolución de la técnica de elaboración.

Palazzo Giustinian de Murano

Visitamos también la iglesia de Santa María y Donato con su espectacular mosaico bizantino.

Canales de Murano

Barcos de Murano

 

Isla de Burano

Como tampoco podría faltar,  para terminar recorremos las innumerables tiendas para comprar souvenirs de vidrio para nuestros familiares.

La siguiente parada es la isla de Burano. Para ello cogemos la línea LN de vaporetto en la estación de Faro.

isla de Burano

Damos un paseo por Burano y disfrutamos de la gran belleza, de sus coloridas casas, pertenecientes originalmente a pescadores. Sus casas pintorescas hacen difícil tener la cámara en reposo. Se dice que las casas fueron pintadas con esos colores para que los pescadores pudieran reconocer sus hogares desde lejos.

casa isla de Burano

 

Casas isla de Burano

Los habitantes de Burano tradicionalmente se han dedicado a la pesca y a la elaboración de encaje. Es posible adquirir piezas de encaje hechas a mano con la mejor calidad. Aunque para los que queráis llevamos una de recuerdo tenéis que tener cuidado porque hay encaje hecho en China. Una buena forma de reconocer el original es el precio, ya que si es muy barato lo más seguro es que no este hecho a mano en la isla.Tiendas encaje isla de Burano

 

amarres isla de Burano

Puente de la isla de Burano

Durante nuestra visita vemos también la iglesia de San Martino Vescovo, con su torre del campanario  inclinada. A estas alturas del viaje, ya hemos visto varias torres en esta misma situación.

 iglesia de San Martino Vescovo de Burano

Torcello

Para terminar la excursión, desde la estación de vaporettos de Burano, cruzamos al pequeño islote de Torcello.

Torcello horarios

Es sorprendente pensar que Torcello fue la isla más poblada de la república veneciana, con más de 20.000 habitantes, ya que actualmente está casi deshabitada.

Torcello canal

Vemos en un cartel que hay varias opciones de excursiones de naturaleza para realizar por la isla. Si hacéis un viaje con tiempo, y os gusta practicar el senderismo, puede ser una buena opción para conocer más la isla.

Torcello

Una parada obligada en Torcello es el trono de Atila que se encuentra en la plaza del pueblo. Cuenta la creencia popular que este sillón de mármol fue el trono del rey de los hunos.

trono de Atila de  Torcello

Al lado está también la catedral bizantina de Santa María de la Asunción, una de las más grandes y antiguas de la laguna de Venecia, así como su la iglesia bizantina de Santa Fosca. Nosotros las vimos solo por fuera pero ambas iglesias sólo se pueden visitar hasta las 18:00 (de noviembre a febrero, solo hasta las 17:00).

iglesia bizantina de Santa Fosca en Torcello

estatuas en Torcello

barco en Torcello

Volvemos dirección a la estación del vaporetto, y mientras tanto tomamos algo en una cafetería, muy concurrida, debido a que no hay más opciones.

Después cogemos el barco que nos lleva hasta Venecia. El viaje dura una media hora, donde nos podemos relajar y disfrutar de las preciosas vistas de la laguna.

Vaporetto de vuelta Venecia

Vaporetto a Venecia

Vaporetto vistas a Venecia

Llegamos hasta la estación de Zaccaria y de ahí cogemos otro vaporetto para volver hasta nuestro hotel, así tenemos oportunidad de navegar por el Canal Grande y disfrutar una vez más de las vistas de esta preciosa ciudad.

Puerto de Venecia

Nos vamos de Venecia con muy buen sabor de boca. Antes de venir habíamos escuchado comentarios positivos y en cambio otros negativos, que decían que la ciudad estaba descuidada. Laura personalmente se ha ido enamorada de la ciudad y de Burano, con sus casas de colores.

¡Nos vemos en la próxima parada! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.