¿Qué ver en solo una tarde en Roma?

¿Qué ver en una tarde en Roma?

Comenzamos nuestro Interrail desde Roma. Éramos conscientes de que al volar desde Madrid esa misma mañana, se nos haría tarde, así que vamos con la idea de ver lo principal, y ya en otra escapada lo veremos en más profundidad.

De modo que os  vamos a contar el itinerario que hicimos para ver lo principal de Roma en una tarde. Os vendrá bien para aquellos que también tengáis poco tiempo, como pueden ser los turistas de cruceros.

Nuestro hostal se sitúa junto a la estación central, allí mismo cogemos el metro hasta el Coliseo.

Coliseo

Tenemos suerte y no hay excesiva cola, quizás porque era la hora de comer. Compramos la entrada combinada de Coliseo, Foro y Palatino, la cual nos cuesta 12 euros por persona. Una vez dentro cogemos una audioguía ya que consideramos importante enterarnos bien del símbolo más reconocido de Roma en todo el mundo.

Coliseo de Roma

El coliseo era el lugar donde se organizaban peleas entre gladiadores o contra animales salvajes, exhibiciones de animales exóticos, recreaciones de batallas…

El Coliseo permaneció en activo durante más de 500 años. Debajo de la Arena del Coliseo, podemos ver numerosos pasillos y habitaciones que albergaban a los gladiadores y las bestias, las cuales subían a la arena por diferentes ascensores y rampas.

 

Foro Romano

Continuamos por el Foro Romano, situado entre las siete colinas de Roma, fue en la antigüedad un pantano. Desde finales del siglo VII aC, después de la recuperación y su drenaje, el Foro fue construido constituyéndose en el centro de la vida pública de Roma por más de un milenio.Foro Romano en Roma

Palatino

Terminamos la visita en el Palatino, según la mitología romana, fue donde nacieron Rómulo y Remo. Allí se pueden ver infinidad de restos de las edificaciones de la alta sociedad romana en la Antigüedad.

Palatino en Roma

 

Foro di Nerva y Foro di Augusto

Una vez finalizadas estas visitas, que nos llevan unas 4 horas, continuamos andando por la Via Alessandrina dirección Plaza de Venecia. Por el camino, podemos ver el Foro di Nerva, el más pequeño de los foros imperiales, y el Foro di Augusto donde se albergaba un templo en honor a Marte y se realizaban actividades de procedimientos legales.

Plaza de Venecia

Al final de la calle llegamos finalmente a la Plaza de Venecia. A la derecha, lo primero que nos encontramos es la Columna de Trajano, junto con el Foro que lleva su mismo nombre. En sus de 30 metros de altura podemos ver las victorias de Trajano frente a los dacios, en un bajorrelieve en espiral.

Columna de Trajano en Roma

Delante de la columna vemos el Palazzo Valentini y la Iglesia de Santa María de Loreto.

A la izquierda según subíamos, vemos el imponente Monumento a Víctor Manuel II. En su interior se encuentran el Instituto para la Historia del Risorgimento italiano y el Museo Central del Risorgimento.

Monumento a Víctor Manuel II en Roma

Plaza de Trevi

Continuamos subiendo por la Via del Corso, la calle principal que cruza el centro histórico de Roma. Lo podríamos comprar como la Gran Vía de Madrid, calle larga, recta y comercial. Cuando llegamos a la altura de la Via Dei Sabini, nos metemos por esa calle, que encontraremos a mano derecha, para desembocar en la Plaza de Trevi.

Fontana de Trevi en Roma

A cual nuestra sorpresa, ¡que estaba en obras! Así que no pudimos verla llena, y tirar la monedita…Nos queda más claro todavía que hay que volver a Roma jeje.

 

Plaza de España

Después de nuestro pequeño disgusto, continuamos hasta la Plaza de España, mientras vemos  sus tiendas de marca, y alucinamos con el número de ceros de sus escaparates.

Plaza de España de Roma

Una vez en la Plaza de España, podemos ver su famosa escalinata, lugar donde se celebra el desfile Donne Sotto le Stelle.

 

Plaza de la República

La tarde no da para mucho más de modo que decidimos volver andando hasta el hotel, de camino veremos la Plaza de la República, una de las principales plazas de Roma.

Plaza de la República de Roma

Como habréis visto en el itinerario, volveremos a Roma otro día que destinaremos para ir al Vaticano.

¡Nos vemos en la próxima parada!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.