Descubriendo Cabrales y Torimbia

Vamos a conocer la cuna de uno de los manjares como es el queso de cabrales. Ambos somos muy queseros así que nos apetece mucho conocer esta zona con denominación de origen del auténtico queso de cabrales.

Antes haremos dos paradas previas. Cogemos la carretera que pasa por Barro para poder ver la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, que esta junto al cementerio.  Como podéis ver en la foto merece la pena la parada. Vemos la iglesia junto con el pueblo al fondo a la derecha, y a su vez se refleja en el agua de la ría.

Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores

De camino paramos primero a ver la Playa de Torimbia, perteneciente a la
localidad del Niembro.

Está clasificada como playa natural y paisaje protegido, por lo cual podéis imaginar su belleza. Tiene un gran encanto al estar rodeada por un acantilado de unos 50 metros de altura. Al estar un poco aislada se ha convertido en una zona ideal para el nudismo, aunque no es exclusiva para esta práctica.

 Playa de Torimbia

Para llegar a visitarla podréis ir con el coche por camino asfaltado hasta una collada que termina en el cabo Prieto. Desde ese punto se inicia un sendero peatonal que llega hasta la misma playa.

Después seguimos nuestro camino hacia Carreña, capital del concejo de Cabrales. Una vez allí damos una vuelta por el pueblo antes de comer.

Carreña

Carreña cuenta sin duda con una bonita ermita, la cual tiene una bonita leyenda:

Iglesia de Carreña

“Un vecino ciego del pueblo fue hasta Sevilla a pedirle a la virgen de la salud que le curara de los ojos. Él le prometió que si le curaba la ceguera se la llevaría a su pueblo natal. Al cabo de poco tiempo recuperó la vista y el vecino cumplió su palabra. Cogió a la virgen y llevándola a lomos de un caballo recorrió los más de 1000 km que le separaban de Carreña. Desde entonces la virgen de la salud tiene y tendrá su casa para siempre en Carreña”.

Carreña pueblo

Ya con el estómago lleno subimos al mirador de Picu Urriellu y el de Pedro Udaondo. Están perfectamente indicados con señales y el coche se puede dejar allí mismo. Podremos disfrutar de unas maravillosas vistas de los Picos de Europa especialmente del Pico de Urriellu (Naranjo de Bulnes), famoso por la escalada.

Pico de Urriellu

Para terminar el día vamos a ver la Cueva-Exposición de la fundación Cabrales, situada en Arenas de Cabrales. El precio de adultos son 4.50 euros, y el de niños a 3 euros (quizás un poquito caro). Las visitas son aproximadamente cada hora (Mañana: 10:15, 11:15, 12:15, 13:15. Tardes: 16:15, 17:15, 18:15). La visita es guiada y dura aproximadamente unos 45 minutos, la cual se divide en dos partes:

La primera, se desarrolla dentro de una cueva natural donde nos explican el proceso de elaboración, el entorno y la vida de los pastores en los picos de Europa.

Cabrales

La segunda, podremos ver un audiovisual de la elaboración hoy en día en una quesería y al final tendremos una degustación del queso.

En general nos gustó la visita, aunque si hay que poner algún pero, nos pareció que la parte en la cueva, que al final es la más llamativa, fue un poco rápida, tanto las explicaciones como el tiempo que estas dentro y tampoco dejan hacer fotos (podrían dejar sin flash). Aunque en conjunto el balance fue positivo, nos gustó poder ver una cueva y aprender cómo se hace este gran manjar.

¡Nos vemos en la siguiente parada!

2 thoughts on “Descubriendo Cabrales y Torimbia”

    1. Muchísimas gracias por vuestro mensaje. Nos alegra mucho que os haya gustado. Intentaremos ir mejorando y creciendo un poquito más cada semana. Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.