Excursión a las islas Phi Phi

Desayunamos en el hotel y a las 8:30 tenemos que estar en la recepción. Ya que nos vienen a recoger para hacer la excursión de las Islas Phi Phi.

Nos vienen a buscar en una especie de camión bus y nos ponen una pegatina que identifica el tipo de excursión que vamos a realizar. Nos llevan a la zona de los barcos, nos explican un poco como va ser la excursión del día de hoy, lo que tenemos incluido y nos llevan hasta nuestro barco, el cual será una lancha rápida ya que vamos a recorrer una larga distancia.

Nuestra primera para será la playa de la Isla Bamboo. Tenemos 20 minutos solo así que decido andar un poco por la isla en lugar de bañarme. La siguiente parada fue para hacer snorkel en la bahía de Loh Samah. Vimos un montón de peces de todos los colores y corales. Me lo pasé como una niña con juguetes nuevos.

Loh Samah

Una vez en el barco nos sirven rodajas de piña natural y sandía. Después de este tentempié nos llevan a ver la panorámica de la Viking Cave, antiguamente fue el refugio de piratas malayos, aunque ahora se utiliza para la cría de golondrinas ya que sus nidos son muy apreciados.

Después vamos a uno de los sitios más bonitos que he visto, Pileh Bay, el color del agua turquesa es alucinante. La pena que no nos dejaron bañarnos ya que hay mucha afluencia de barcos.

Pileh Bay

La siguiente parada es uno de los puntos fuertes de la excursión, Maya beach. La tan famosa playa que hizo la peli de Leonardo DiCaprio “La Playa”. Hay afluencia de turismo, pero es lógico ya que todos queremos ir a ver este espectáculode la naturaleza. La arena es finísima, el color del agua es azulado tirando a turquesa. Nos sabe a poco la hora que tenemos en la isla.

Maya beach

Nuestra última para es la isla habitada de Phi Phi Don. Es la única isla en la que uno se puede alojar.

Es sin duda una saturada de comercios, centros de buceo , hoteles, etc. Se divide en dos zonas , Tonsai Beach donde se situa el puerto y playa principal y Loh Dalum Bay, la parte menos saturada.

Phi Phi

Aquí teníamos un buffet sencillo para comer. Cuando terminamos de comer estuvimos dando una pequeña vuelta, y se me pusieron los pelos de punta al ver las fotos que tenía el restaurante de cuando sufrieron el terrible tsunami. Las fotos eran de allí mismo y se podía ver como quedó todo destrozado. Por suerte, los tailandeses son muy fuertes y han conseguido remontar rapidamente. Con esa idea en la cabeza dejamos la isla y finalizamos la excursión.

¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.