Descubriendo Chiang Mai

¿Qué ver en Chiang Mai?

Llegamos de madrugada a Chiang Mai, la ciudad más grande y significativamente cultural del norte de Tailandia. Teníamos previsto ir a un hostal que nos habían recomendado, pero después de un largo viaje, nos ofrecieron un hostal muy barato el único tuk tuk que había en la estación a esas horas. Decidimos ir allí ya que poco íbamos a dormir esa noche, y ¡¡madre mía!! Vaya cuadro de habitación, casi no pudimos dormir, y enseguida por la mañana salimos de allí corriendo al hostal que teníamos previsto….todo un lujo en comparación.

Chiang Mai: Es la ciudad más grande y significativamente cultural del norte de Tailandia. La ciudad está en la ribera del río Ping, el afluente más importante del río Chao Phraya. Tiene el encanto de que según vas andando por la calle, te encuentras pequeños templos preciosos.

Chiang Mai

Doi Suthep

Nos quedaremos visitando la ciudad. Empezamos visitando el templo Doi Suthep para llegar pagamos unos minibuses que te llevan y el precio ya incluye la entrada.

El templo fue construido a finales del Siglo XIV. Para acceder a él tenemos 306 escalones por delante acompañados por unas barandillas de dragones. Tal esfuerzo merece la pena.

Doi Suthep

La estatua de un elefante blanco nos da la bienvenida en la entrada, donde cogemos aire. Una vez dentro quedamos eclipsados con su pagoda dorada que destaca por encima de todo.

Además de esta estatua, vemos una réplica del Buda de Esmeralda de Bangkok.

Buda esmeralda Doi Suthep

Palacio de invierno

El precio que pagamos por la excursión incluye el Palacio de invierno de la familia real (Phra Tamnak Phu Phing), para recorrer sus jardines, contemplar los distintos edificios y pasear. Personalmente nosotros lo vimos porque teníamos tiempo, pero para otras personas si vais justo el palacio es algo que se podría prescindible.

22

Tiger Kingdom

En Chiang Mai a diferencia de Bagkok el transporte principal en lugar de los tuk tuks, son camionetas compartidas. Después de terminar esta visita, cogimos una de estas para ir al Tiger Kingdom.

23

Por fin llega una de las cosas que más ilusión nos hacía, poder acariciar y jugar con tigres. Fue una experiencia inolvidable, esa mezcla de nervios al estar al lado de un animal tan grande e imponente. Cogimos un pack para estar con cachorros pequeños, de un año y con los mayores, que nos costó unos 40 euros pero mereció la pena.

24

¡Nos vemos en la siguiente parada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.