Laura se va a Tailandia

Laura no esta, Laura se fue, Laura se escapa de mi vida..

Efectivamente, como dice la canción, dejo a Nicko en casa y me voy a Tailandia con dos buenos amigos. Con la excusa de ir a una boda, nos hemos organizado uno de los mejores viajes de nuestra vida.

Después de tanto tiempo de organización, por fin llega el día. El viaje serán casi tres semanas, durante el cual tendremos tiempo de viajar del norte al sur viendo lo más importante del país. El cual cuenta con una gran oferta hotelera y una red de transportes bastante eficaz de modo que es muy sencillo para mochileros principiantes.

Bandera Tailandia

Se le llama el país de las sonrisas, y cumple lo que promete. Sin entender palabra, sus habitantes inclinan la cabeza en señal de amabilidad. Es un país de espíritu budista, quizá por eso en los atascos de Bangkok no se escucha ni un bocinazo y las calles están francamente limpias y eso que no se ven papeleras por la calle.

En principio no es obligatoria ninguna vacuna aunque si se viaja a la zona de la jungla en el norte y se va a visitar el triángulo de oro, se recomienda hacer un tratamiento para prevenir la malaria. Algo importante es tener el pasaporte que no caduque en menos de seis meses desde la fecha del viaje.

Durante nuestro viaje, no todo serán buenos momentos, vamos mentalizados que sufriremos momentos ingratos. Buscaremos con desesperación las sombras de árboles que de poco servirán. Acabaremos con las existencias de lociones anti-mosquitos, aunque no nos libraremos de las picaduras. Pero todo esto vale la pena. Durante tres semanas no podremos cerrar los ojos ni  de dejar de hacer fotos como locos. En la jungla, al estar envueltos por frondosa naturaleza, entre el caos acelerado de Bangkok, o donde siempre habíamos soñado, disfrutando del agua cristalina y la relajación en Krabi.

¡Nos vemos en la siguiente parada!0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.